Consejos para mejorar la satisfacción en tu ecommerce

0
6
rendimiento en un ecommerce

Muchos emprendedores y empresas ya consolidadas desean migrar sus tiendas análogas al Internet, pero suelen cometer errores comunes pero críticos que con el tiempo envían a la quiebra a la empresa, sin importar si es pyme, comercio local, starup o holding de accionistas. Porque un sitio web que no venda no sirve, por muy bonito que sea el logotipo, diseño y tecnología de punta.

Un ecommerce no es una landingpage, blog o un simple diseño con un sin fin de hipervínculos. Un ecommerce requiere estudio de mercado, estudio de psicología de color, títulos llamativos, excelente usabilidad y navegación, precios más bajos que un mercado análogo, fotografías profesionales, descripciones cortas y largas, organización en las categorías, excelente velocidad de carga, certificados de seguridad, nombre de dominio llamativo y corto, equipo de respuesta para dudas y consultas ya sea por medio de llamadas o chat, como también estrategias reales, y un sinfín de procesos importantes y que el 90% de las ecommerce olvidan u omiten.

Los usuarios esperan ver precios atractivos y que se sientan seguros que lo que pagarán les llegará en tiempo y forma. Un ecommerce no debe ser un medio análogo de ventas ni mucho menos que sea un catálogo online, esta debe generar pedidos automáticamente; si no es así, no funciona como tal.

Muchos emprendedores se justifican que el mercado no estaba listo, pero si está listo, ya que un 45% de la población con poder adquisitivo para contar con tarjeta de crédito o débito, ha comprado y sigue haciéndolo por Internet. Existen muchas aplicaciones que venden y no cuentan con oficinas ni soporte de venta.

Uno de los mejores consejos que se puede ofrecer para mejorar un ecommerce es que se estudie al visitante con un mapa de calor que permita conocer el movimiento del mouse, cómo lee el sitio y qué causa el abandono. Cuando se conozca esto por lo menos unos 300 usuarios, se debe invertir en crear el sitio B, y este su versión C, hasta que el sitio pueda vender por si sólo.

Otro consejo es invertir en branding para que el usuario relacione la marca como una empresa seria e importante. Está comprobado que mientras más veces el usuario vea una marca le generará confianza aún si no encaja como consumidor de la misma.

En conclusión, para tener un ecommerce no puedes improvisar, no puedes copiar a la competencia porque no sabes si ella también anda a ciegas o padece tus mismos problemas. Debes invertir y medir resultados, ya que el proceso es lento, nadie vende de la noche a la mañana en Internet. Se debe ser paciente pero también mientras esperas debes ir corrigiendo y poco a poco llegarán las ventas que sueñas o necesitas para mantener viva tu tienda online.

DEJE SU COMENTARIO